Alternativas a comprar un SUV. Cuales?

Es un hecho. Los conductores españoles hemos caído rendidos ante la moda de los SUV. Como en aquellos veranos en los que se puso de moda La Barbacoa o King África, e incluso aquellos que odiábamos esas canciones acabábamos tarareándolas, cada vez hay más compradores convencidos de que su próximo coche será un SUV. Nosotros no vamos a ser quienes les juzguemos. Es más, defendemos que cada uno haga lo que crea conveniente con su dinero. Pero sí vamos a intentar recordar que existen alternativas igualmente interesantes y conseguir, como mínimo, proporcionar argumentos que ayuden a fundamentar algo tan importante como la decisión de compra, que para la mayoría sigue siendo una de las inversiones más importantes que haremos tras la adquisición de una casa.

SUV para todos los gustos, y todas las necesidades

Ver guía SUV 2016 en ¿Qué coche me compro?

Como ya sabrás, hay SUV para todos los gustos, y todas las necesidades. Los hay pequeños, medianos y grandes. Los hay urbanos, pero también más camperos, algunos incluso capaces de cumplir en situaciones complicadas fuera del asfalto. Los hay que, por política comercial de la marca, se venden como crossover, como SUV, o como todocamino, aunque las diferencias entre ellos a menudo sean mínimas. Los hay modestos, incluso low-cost, pero también caros y equipados. Más información en: ¿Qué es un crossover?

Pero también has de saber que por cada SUV que veas en la carretera existe una alternativa interesante, que sin ser un SUV muy probablemente podría satisfacer las necesidades de su propietario.

1. El monovolumen

Ver guía comparativa de monvolúmenes 2016 en ¿Qué coche me compro?

A menudo el cliente de un SUV justifica su decisión por el hecho de que estos, según su tamaño, pueden ser espaciosos y generalmente tienen un buen maletero. Pero estaréis conmigo en que pocos vehículos son capaces de condensar tanto espacio, y un habitáculo con tal amplitud, en una longitud muy contenida. Un Nissan Qashqai y un Ford C-MAX gozan, milímetro arriba, milímetro abajo, de la misma longitud. En cambio el monovolumen de Ford es más espacioso que el SUV japonés.

Otro de los aspectos que más gusta a muchos conductores es el hecho de gozar de un puesto de conducción elevado, pero generalmente los monovolúmenes también han sido diseñados para gozar de asientos con una base alta, e incluso una inclinación de volante propia de un coche alto. Por esa misma razón también son cómodos a la hora de colocar en su sillita a nuestro bebé. Pero quizás su mayor handicap frente al SUV es que no tengan un diseño que, por consenso general, nos resulte atractivo, ni están de moda (aunque en su día, justo antes del auge de los SUV, lo estuvieron.

Los monovolúmenes, generalmente, son también más baratos que un SUV equivalente por dimensiones.

2. El sedán

Ver berlinas de tres cuerpos en ¿Qué coche me compro?

Generalmente, los SUV también gustan por diseño, y porque ofrecen un toque de distinción. ¿Pero no es menos cierto que muchas berlinas de tres cuerpos son más elegantes, y sobre todo exclusivas, que un SUV, que además es probable que sea igual que el de tu vecino, y el de algún familiar?

Me voy a una marca como Mazda, en los que los SUV copan buena parte de sus ventas en España. Y me encuentro con que el precio con promoción de un Mazda 6 Style+ con motor SKYACTIV-Diésel 150 CV es exactamente el mismo que el de un Mazda CX-5, con el mismo motor. No hablamos de precio de tarifa, sino de precio promocionado, con financiación, que a fin de cuentas es el precio al que recurren buena parte de los clientes de este tipo de automóviles. En ambos casos el importe adeudado, con intereses, y demás comisiones, supera los 30.000 euros.

En cualquier caso, si lo tuyo es el espacio, has de saber que en el caso del ejemplo escogido, el del Mazda 6, el precio del Sedán es exactamente el mismo que el del Wagon. Es decir, que por el mismo precio puedes llevarte un Mazda 6 con unas plazas traseras realmente amplias y más de 500 litros de maletero.

3. El familiar

Ver guía de coches familiares 2016 en ¿Qué coche me compro?

Y eso nos lleva a otro vehículo que en España jamás hemos valorado como deberíamos. Algo que resulta curioso, porque en el resto de Europa muchos vehículos de carrocería familiar son tan populares, o más, que los turismos de los cuales se derivan. Un Renault Clio familiar, el Sport Tourer, goza de un maletero con más espacio que el de muchos vehículos de categorías superiores, y es más barato que un Renault Captur. Pero de nuevo, ¿cuál es el producto que más se vende? Efectivamente, el Captur.

Si nos dirigimos a categorías superiores sucede exactamente lo mismo. Un Volkswagen Golf Variant es más barato que un Volkswagen Tiguan, y ambos superan los 600 litros de maletero (en el Tiguan solo si la banqueta corredera trasera va en su posición más adelantada, y por ello con menos espacio para los pasajeros).

4. El familiar campero

Ver guía de crossover familiares-todoterreno 2016 en ¿Qué coche me compro?

Si lo que quieres es espacio, distinción, calidad, y capacidad para salir fuera del asfalto, aunque solo sea para entrar con comodidad por pistas forestales, un SUV premium es una buena opción. ¿Pero por qué no plantearse un familiar campero? Los familiares camperos no son baratos, básicamente porque vienen muy equipados. Pero sabiendo que tienes un Audi A4 allroad quattro muy bien equipado, con cambio automático, tracción a las cuatro ruedas, y motor diésel 2.0 TDI de 163 CV por 47.100€, es posible que te des cuenta de que la diferencia entre este precio y el de un Audi Q5 equivalente es pequeña, o inexistente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*